viernes, 24 de febrero de 2012

MUSSORGSKY/STOKOWSKI: Síntesis sinfónica de Boris Godunov (resubido)


 Leopold Stokowski fué un controversial director de orquesta ingles, nacido en 1882 y fallecido en 1977. Su nombre está ligado a la Orquesta Sinfónica de Filadelfia, la cual dirigió durante 25 años, creando lo que dió en llamarse el sonido Filadelfia caracterizado tanto por la audacia de sus creaciones, como por la versatilidad y teatralidad de sus presentaciones. Realizó grandes producciones musicales para el cine. Debido a su genio polifacético e investigador, su nombre hasta está asociado a la producción del  sonido estereofónico. Participó en la película  "Fantasía" de Disney dirigiendo la banda sonora con la orquesta de Filadelfia. Por otra parte, dedicó buena parte de su ingenio a la cvreación de lo que él dió en llamar "síntesis sinfónicas" consistentes en el ensamblado de trozos sinfónicos de una o más obras de un compositor consagrado, tomándose algunas libertades en la orquestación y la interpretación de las mismas. El álbum que acá les presento, constituye, precisamente, una de estas "síntesis", dedicada en este caso a la ópera de Modest Mussorgsky "Boris Godunov" El album contiene, además su versión de la "Marcha Eslava" de Tchaikowsky

No hay duda de que Stokowski fué todo un personaje, no sólo por su carrera como director de orquesta, sino, además, por su vida toda, su estética y su concepción revolucionaria del Arte en general y de la Música en particular, temas que expone en su obra    "Música para todos nosotros",    cuya lectura recomiendo muy encarecidamente a todos los melómanos asiduos a este blog

Se ha dicho que su biógrafo nunca pudo descubrir su verdadera nacionalidad y entre los músicos se le  tilda desde "bufón" (Arturo Toscanini) hasta "Maestrissimo" (Leonard Bernstein),
Su primera mujer lo bautizó como "X", el término algebraico para lo desconocido. Olga Samarnoff, pianista y primera cónyuge, al parecer,  nunca despejó esa  "X". Oliver Daniel, biógrafo de Stokowski escribió 1.090 póginas en las cuales  lo único que queda claro es el sentido teatral que caracterizó la vida de Stokowski.

Nunca quiso hablar de su pasado, y cada vez que se refería a él, inventaba un nuevo cuento. Insistió siempre que había nacido en Cracowia, Polonia en 1887. La verdad es que nació en Londres en 1882 y por sus venas corría sangre polaca, inglesa, escocesa e irlandesa, ninguno de los cuales explica su inubicable acento.

Leopoldo Stokowsk¡ comenzó su enigmática vida musical como organista en lo iglesia de San Bartolomé de Nueva York, donde interpretaba un repertorio que poco tenía que ver con los servicios religiosos. Llegó a dirigir lo Orquesta Sinfónica de Filadelfia que junto con él, como ya he dicho,  llegó a ser una de las más famosas y populares de los EE.UU. Los músicos recuerdan, que en sus primeros tiempos de director, confirmando su gusto por lo teatral, subió a su puesto de director y arrojando al suelo la partitura que estaba en el atril, emprendió el ensayo dirigiendo de memoria, luego tiró la batuta para usar sus manos, que hacía iluminar especialmente.

 Al decir de sus músicos aquellas manos eran tan expresivas que sólo les faltaba hablar. Introdujo a los compositores, Mussorgsi (Boris Goudonov) y Arnold Schoenberg (Concierto para violín) al público norteamericano. Aunque caprichoso y hasta insolente con mucha de la gente que estaba a su alrededor,  era generoso con los compositores y ejecutantes noveles y de infinita paciencia con los niños.

El compositor-director Gunther Schuller resume así la intrigadora personalidad de Stokowski al decir, "El hombre era mitad payaso, mitad genio, sin embargo yo colocaría primero su condición de genio: El hecho objetivo es que Stokowski creó una nueva manera de lograr un sonido especial de una orquesta  además de llevar la apreciación y el gusto por la música académica a auditorios cada vez más amplios.



LLÉVALO

2 comentarios:

incal dijo...

no conocía este lugar, me parece alucinante,estare visitandote

Efrén Acevedo (afterbach) dijo...

Gracias, Incal, por tus generosos conceptos y por haberte registrado como seguidor de este modesto blog. Bienvenido a esta pequeña pero selecta familia de melómanos. Esta es tu casa. Siempre será bienvenido, tú y tus comentarios.

¡Un cariñoso saludo!

Y que el buen Dios siga bendiciendo tus orejitas, para que sigas disfrutando de esta cosa maravillosa que, a falta de otro nombre, llamamos, sencillamente.....¡¡MÚSICA!!