martes, 19 de noviembre de 2013

ALBERT GOLOWIN/FRIEDRICH GULDA: Donau so blue [re-subido]


Los asiduos visitantes a este blog quizas hayan percibido, hasta cierto punto, POR DÓNDE ANDAN MIS GUSTOS.

Saben, por ejemplo, que me gusta el jazz, que amo el flamenco, la música clásica, la música étnica... Y han podido constatar tambien, mi gusto por el canto y por la voz humana como instrumento para la expresión de la belleza. Ciertamente, estoy convencido de que la voz humana no tiene comparación en lo que tiene que ver con sus potencialidades de expresión.

Y es por la vía del canto que me encamino ahora para brindarles lo que considero una de las voces más hermosas, interesantes y expresivas que he escuchado: se trata de Albert Golowin.
Lo que les ofrezco es un album que conservo desde hace mucho tiempo. En un remate cercano a un puerto venezolano, no sé por qué caprichosa coincidencia vino a parar un lote grande de viejos lps de los años '70, en general, jazz europeo de esos años, de los sellos MPS y BASF. Durante mucho tiempo constituyeron lo más preciado de mi incipiente "fonoteca"; con el tiempo tuve a la mano los recursos técnicos para "ripear" estas joyas y logré digitalizarlos todos; ahora, poco a poco, pienso irlos compartiendo con todos ustedes. Uno de mis preferidos ha sido siempre este album por Golowin y Gulda. Lo he escuchado muchísimas veces y nunca me canso de hacerlo. Luego conseguí un valiosísisimo sitio en la red donde pude conseguir muchos otros álbumes de esa serie, puesto que el site en cuestión se especializa en los discos de esos esos sellos, MPS y BASF. Está en mi "LISTA DE BLOGS", bajo el nombre "Magic Purple Sunchine" Les recomiendo encarecidamente el sitio a todos los amantes del jazz; sé que les deparará momentos sublimes.

Ahora bien, volviendo al tema quiero que sepan que con el fin de hacer esta reseña, investigué mucho en la red a ver qué información interesante podía conseguir sobre Golowin y que pudiera ofrecerle a ustedes. Me ha costado mucho trabajo: increible como parezca no he logrado ubicar una biografía de él; tampoco he logrado dar con algun otro album donde él cante. Solo logré encontrar atisbos de que Golowin es un cantante lírico, porque ví por allí algunos indicios de que como cantante ha grabado obras de Bach, de Schubert y de Debussy, entre otros. Más de eso, no me siento documentalmente autorizado a comentarles. En términos generales, pues, considero que, hasta cierto punto, les ofrezco algo novedoso, si se quiere.

En cuanto al pianista que acá lo acompaña, con toda seguridad no se puede decir lo mismo: Friedrich Gulda es ampliamente conocido en el mundo artístico: un instrumentista que teniendo una formación eminentemente clásica (algunos críticos consideran por ejemplo que no hay quien lo supere en la interpretación de Mozart), no le teme a incursionar en el jazz, tal como lo ha hecho en diversas ocasiones. Esta es una de ellas y no se puede negar que entre los dos, Golowin en el canto y Gulda en el piano, logran efectos de una maestría y de una belleza incomparable.

Les invito a que lo juzguen por ustedes mismos

LINK DE DESCARGA

4 comentarios:

afterbach dijo...

Posterior a la publicación de esta entrada, y siguiendo en la búsqueda de información sobre Albert Golowin, creo que tengo el derecho a suponer que la identidad de este personaje queda resuelta con las siguientes citas, cuyas fuentes cito:

Gulda luchó toda su vida contra la profunda
melancolía de esa Viena mórbida, que él mismo
denominaba “su Wiener Blues”. Y, mientras otros
hubieran caído en las garras del suicidio o de la hipocresía,
él trató siempre de buscar el lado positivo a
la música (y a la vida) y fue un ardiente defensor del
sentido del humor. Llegaría incluso a inventarse un
personaje para luchar contra esa melancolía, el cantante
Albert Golowin, que representaba en tono
satírico esa oscura faceta de su personalidad vienesa,
llegando a grabar discos increíbles con él cantando
(como Golowin) y tocando (como Gulda).
Boletin de Información Discográfica # 168. Marzo 2008
www.diverdi.com

His singing voice, the most natural of all instruments, was embodied in the figure of Albert Golowin.
visitar esta fuente

Segun estas dos fuentes, ¡¡"Albert Golowin" no es otro que el propio Gulda, en el papel de cantante!!
(Una excentricidad más de la increible personalidad de Friedrich Gulda)

Agradezco a los lectores cualquier información adicional tocante a este punto

Peter dijo...

Hi Afterbach.

I am absolutely certain Golowin = Gulda.

The wig and the loss of the distinctive heavy glasses, plus the face he pulls on the back of the album .... as well as his elusiveness anywhere else in music history, as you found (!) ... might make you suspicious. Since the face is familiar.

Then that faintly Slavonic-sounding "Golowin" ... in South Germany and Austria particularly, the "...win" is pronounced long. "Gol" for "Gulda", "o(f) Wien" = of Vienna. Golowin. (Of course there are many East European surnames in Eastern and Southern Austria, but this is surely part of the disguise. :D )

What's very nice is that this is not just another example of Gulda's unorthodox, bitingly ironic humour. But that in exposing the boorishly arrogant and self-righteously conservative, narrow-minded elements he so hated in the Viennese "mentality" (brought out in a state of drunkenness), he was also - in his own puckish way - continuing a Viennese tradition of uncompromising social satire against such traits (e.g. Karl Kraus, Georg Kreisler and more tangentially others such as Horváth).

One might say that Golowin/Gulda was a slightly schizophrenic persona ... but not pathologically, as an illness: rather by deliberate choice. To celebrate the best and burn the worst of Austrain civilisation.

Thanks for keeping this going! ;)

Anónimo dijo...

I looked for this record a very long time. Can you re-up it???
Thanx for all the good music:D

Greetz, Gwyn

Efren Acevedo dijo...

Thanks for your visit
Re-uploaf is coming soon
Keep watching, please (One or two days)

Greetings